Xataka Home
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

En unos pocos años los robots de limpieza han pasado de ser una rareza para tecnófilos con un toque snob a un electrodoméstico como otro cualquiera. No solo son prácticos y nos ahorran un tiempo considerable que podemos dedicar a otros asuntos, sino que además incorporan en ocasiones funciones tan llamativas como la mopa húmedagracias a la cual ni siquiera hace sacar el cubo de fregar.

Ahora bien, para llegar a este punto ha hecho falta toda una carrera tecnológica. Los robots de limpieza son posiblemente uno de los aparatos más sofisticados al alcance del consumidor medio, y de hecho su panoplia de sensores los asemejan más a los robots industriales que al clásico aspirador de trineo. Y para muestra, nada mejor que el repertorio de avances que incorpora la gama de la compañía ECOVACS, desde el modelo más simple al más completo.

Estas son las tecnologías que hacen que los robots de limpieza hayan alcanzado su actual grado de perfección.

Mejor que limpiar, desinfectar

Un robot de limpieza no serviría de mucho si no dejara la casa… limpia. Que es desafortunadamente un hecho habitual con algunos modelos. Principalmente porque su limitada inteligencia les impide orientarse dentro de las habitaciones, dejando estancias enteras sin limpiar cuando regresan a sus bases. También porque carecen de potencia de aspirado y funciones críticas como la limpieza en húmedo.

Este es otro aspecto técnico interesante en los robots de la compañía ECOVACS, puesto que el fabricante tiene una importante presencia en el mercado asiático, donde lo normal es caminar descalzo por casa y no hay tolerancia alguna con la presencia de suciedad en el suelo. Por este motivo no solo incluyen el detector de superficies, sino un modo de limpieza en profundidad que equivale a dar dos pasadas en vez de una para cuando es necesario un esfuerzo de aspirado extra.

Esta mayor potencia de succión sirve para absorber mayor cantidad de polvo y pelos de mascotas, hogar para numerosos ácaros y bacterias que pueden desencadenar reacciones alérgicas. No obstante, en algunos casos no puede ser suficiente. Por este motivo se incluye también la opción de limpieza en húmedo. Llenando el depósito de agua que incoporan junto con el de polvo, los robots con tecnología OZMO inician la doble función de aspirado y fregado a la vez, pasando la mopa de microfibras ligeramente mojada para desincrustar la suciedad.

El ahorro en tiempo es patente, puesto que evitarnos tener que pasar una mopa húmeda, pero también lo es la mejora en salud. El Centro de Investigación de Microbiología e Higiene de Japón, de hecho, ha analizado el funcionamiento de estos robots y descubrió que la tecnología OZMO elimina el 99,26% de las bacterias presentes en el suelo sin necesidad de utilizar detergentes, únicamente con su limpieza húmeda.

Se trata de un dato muy interesante, puesto que Japón es un país húmedo tanto a lo largo de su amplias costas como en el montañoso interior, por lo que sus hogares pueden acumular cantidades de bacterias y patógenos muy elevadas. El mero hecho de poder desincrustar el polvo más agarrado y las pelusas, hogar de infinidad de alérgenos, permite sanear el suelo de forma muy superior al típico aspirado.

El resultado: un suelo que no está limpio sino higienizado. En todos y cada uno de los rincones de la casa, sin exigirte la más mínima dedicación y aunque estés fuera de casa. Para que cuando vengan las visitas no tengas que sufrir pensando en si estará lo suficientemente adecentada aunque vengan con niños pequeños.

Limpieza personalizada a través del móvil

Si los robots de limpieza como el DEEBOT OZMO 930 resultan tan prácticos, es porque uno puede contar con que van a hacer una de las labores más tediosas de la casa por ti en cualquier momento. Eso significa que no vas a tener que ir a buscarlo esté donde esté, pulsar agacharte y pulsar el botón de puesta en marcha. O peor aún, buscar su mando a distancia entre los cojines del sofá.

A esto se añade el hecho de que no todos los robots de limpieza ofrecen compatibilidad con aplicaciones móviles. Los más baratos solo se pueden encender manualmente desde la propia habitación. ¿Y qué sucede cuando estamos fuera de casa y esperamos una visita? Entonces solo nos queda el remedio de salir corriendo para pasar una mopa rápida… O si tenemos un DEEBOT de ECOVACS, lanzar la aplicación móvil y decirle al robot que vaya trabajando por nosotros.

Todos los robots DEEBOT se pueden manejar mediante una potente aplicación móvil gracias a la cual podemos iniciar la operación de limpieza estemos donde estemos, para que nuestro hogar esté siempre limpio independientemente de las circunstancias. Este software permite además monitorizar el estado de la batería, enviar al robot a la base de carga y modificar los programas de limpieza sobre la marcha.

Asimismo, la aplicación de control remoto contempla la posibilidad de establecer calendarios preprogramados de limpieza. De esta forma ni siquiera tendrás que activar el robot manualmente. ¿Que ya estás en casa pero no puedes alcanzar el móvil o esperar al inicio automático? Pues simplemente di “Ok Google, empieza a aspirar”.

Sensores de infrarrojos y superficies para mapear hasta el felpudo del baño

Llegamos al punto en el que realmente nos tenemos que poner técnicos. Y es que… ¿alguna vez te has parado a pensar qué sensores intervienen en el proceso de navegación y mapeado de un robot de limpieza? Porque son unos cuantos. Tantos que posiblemente te sorprenderán.

El OZMO 900, que es uno de los modelos más sofisticados y capaces de ECOVACS, posee un sensor anticolisiones por infrarrojos para evitar el choque con los muebles, reduciendo su velocidad a fin de evitar posibles marcas. Otros robots, por contra, tienen auténticos parachoques de goma, de forma que van reconociendo los límites de cada habitación mediante golpes en lugar de reconociendo los obstáculos antes de toparse con ellos.

Los robots de limpieza son particularmente útiles en las viviendas unifamiliares, puesto que suelen tener una mayor cantidad de metros cuadrados. El problema es que también suelen tener escaleras. Por este motivo, todos los robots DEEBOT de ECOVACS cuentan con un sensor especial que detecta la presencia de escalones y pendientes. Si hay una caída a unos centímetros de distancia, el robot dará media vuelta y seguirá a lo suyo en la dirección contraria.

Asimismo, robots de limpieza capaces de trabajar en superficies blandas como el OZMO 930poseen un detector de alfombras y moquetas. Situados en la parte baja del aparato, configura la potencia de aspiración al máximo cuando entra en una zona tapizada para eliminar pelo y polvo, al tiempo que reduce el nivel de ruido en términos mínimos al activar este modo de limpieza únicamente cuando corresponde.

La combinación de todos estos sensores, unida a la tecnología Smart Navi 3.0, permite a los robots OZMO crear un mapa virtual del domicilio. Todas las habitaciones quedan reflejadas con precisión en su memoria interna y en la aplicación móvil, registrando incluso la posición de las alfombras o las escaleras. De esta forma, podemos indicar desde el teléfono qué habitaciones queremos que limpie o por dónde no queremos que pase, bien porque haya objetos en el suelo, bien porque tengamos una mascota nerviosa.

Imágenes | Camilo JiménezWikiImagesLV11, ECOVACS